Blog

04 Ene 2017

VITAMINA K

La Vitamina K, menaquinona es también conocida como la vitamina de la anti coagulación y es producida normalmente por una bacteria intestinal. En casos extremadamente raros puede haber deficiencia de la Vitamina K y puede ser causada por una lesión intestinal o porque la vitamina no está siendo absorbida.

La Vitamina K sirve también para generar glóbulos rojos.

La Vitamina K es soluble en lípidos e insolubles en agua y es altamente necesaria para la coagulación de la sangre.

Beneficios de la Vitamina K

La Vitamina K ofrece muchos beneficios. Entre los más importantes:

  • Ayuda a reducir la menstruación excesiva.
  • Ayuda asimilar el calcio y mejora la relación con la Vitamina D.
  • Ayuda al funcionamiento del hígado.
  • Reduce el riesgo de hemorragias internas y externas.
  • Forman la llamada cascada de la coagulación (Factores II, VII, IX, X, proteína C, S y Z). La función de estos es detener la hemorragia de los vasos sanguíneos dañados a través de la formación del coágulo.
  • Ayuda en el metabolismo del hueso. 
  • Reduce el riesgo de arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias), una enfermedad causada por la calcificación arterial, que ocurre cuando se pierde el calcio en las arterias. Este proceso está estrechamente relacionado con daños del corazón.

La deficiencia de Vitamina K genera un trastorno de la coagulación sanguínea causado por la disminución o ausencia del factor VIII o factor IX.

¿Deficiencia de Vitamina K?

Las personas que están más propensas a tener deficiencia de la Vitamina K son:

  • Las personas que toman ciertos medicamentos como anticoagulantes (coumadin), anticonvulsivos, algunos antibióticos y ácido acetil salicílico (aspirina).
  • Los celíacos suelen tener problemas para la absorción de este nutriente.
  • Personas con enfermedades como: obstrucción biliar, pancreatitis crónica, enfermedades hepáticas, colitis ulcerosa, fibrosis quística, síndrome de intestino corto, mala absorción intestinal, enfermedad celíaca.
  • Algunos recién nacidos, especialmente aquellos que son prematuros, que sólo se alimentan de leche materna o cuyas madres tomaron medicación anticonvulsiva.
  • Personas que han tenido extirpación del intestino.
  • Personas con uso prolongado de antibióticos con destrucción de la flora intestinal.

Es sumamente importante que la flora intestinal se encuentre equilibrada para la correcta absorción de nutriente y la formación de vitamina K que es indispensable para el proceso de coagulación.

Compartir: